¡QUEDAN 20 SEGUNDOS, ME LA JUEGO YO!

En mi rol de padre tengo al tremenda “suerte” de compartir grada con algunas maravillosas personas, una de ellas es el Psiquiatra y coach Paco Verjano, un estudioso y gran profesional de la PNL y el coaching de quipos con el cual mantengo tertulias interesantísimas y enriquecedoras.

El pasado Martes me comentaba Paco que había leído mi articulo; ¡NO JUEGAS POR TU MALA ACTITUD!  y le había gustado mucho, para mi es un feedback muy valioso viniendo de quien viene, me comento que basándose en el había hecho un dibujo para ayudar a su hijo para encarar de la mejor manera el momento “culmen” de la temporada. En cuanto llegue a casa te lo paso me dijo, en esa ilustración explica lo que es la ACTITUD (Postura del cuerpo humano determinada por el animo y el ANIMO (Espíritu principal de la actividad humana. Valor, esfuerzo, energía, intención, voluntad).

Dicha ilustración esta muy bien explicada pero al darme cuenta que era algo dificultosa para mi chaval, decidí darle una vuelta mas y cambiarle algunas cosas.

Lo que viene a decir es que nuestro cuerpo es un todo, que todo el influye en nuestra comunicación y que nuestra comunicación influye en nosotros, en nuestra visión del mundo.

 

“Mi fisiología influye en mi ánimo, mi ánimo en mi actitud, mi actitud en mis pensamientos y viceversa”

 

Todos tenemos en mente ese jugador que sale a pista con seguridad con la decisión de hacer lo que quiere hacer, de escribir su camino, de luchar, ese llamado espíritu de lucha que es lo que realmente te da esa pequeña diferencia de ventaja en los momentos de la verdad.

¿Como es su fisiología? Como dice el dicho “la cara es el espejo del alma”, es su cara y cada trocito de su cuerpo. Tenlo presente tanto si eres entrenador como deportista, según como te hables así te sentirás, según como te sientas así será tu rendimiento, no solo nos hablamos verbalmente. Nuestra fisiología es una gran comunicadora e influye directamente en nuestra energía vital.

El nuevo código de la  PNL lo define como, “Estado de Alto Rendimiento”. Un deportista que sale a competir así parece que vuele sobre la pista, no teme a nada y esta enfocado en lo que ha de hacer y como ha de hacerlo, tira de sus recursos sin importarle las dificultades, no se para en ellas, confía en superarlas.

Lo que diferencia a un buen deportista de uno excelente, no son sus palabras es su actitud en medio de la lucha. Su mirada, un movimiento micro muscular personal, su respiración, su tono de piel, entrenador saber calibrar a tus deportistas te ayuda a tener esa ventaja competitiva.

¿Que podemos hacer para que aumente su motivación? 

La motivación no esta solo en frases bonitas, esta en tener el mayor número y mejores herramientas para afrontar las situaciones competitivas, es lo que genera la sensación de control y la certeza de que eres capaz de gestionarlas eficazmente. El conocimiento y la práctica continua generan seguridad y motivación. Tener presentes el mayor número de variantes y prepararlos/as para superar la incertidumbre que les generara el rival es la mayor motivación que tendrán en los momentos de la verdad, creer en ellos y en su preparación.

Imagínate que eres un general y mandas a tus soldados a una batalla sin armas, ¿como irían con mayor seguridad? ¿teniendo mejores armas que el enemigo? o ¿enfrentándose con las manos a enemigos que van armados?

 

 

A %d blogueros les gusta esto: