¡RESPIRA, APAGA TU RUIDO INTERIOR Y LANZATE SIN MIEDO A LA PISCINA!

Como entrenador de deportistas, seguro que te has encontrado conque tu equipo o entrenados no han dado todo lo que podían  dar en los momentos clave.

¿Porque no hacen lo que hemos entrenado?

¿Que les hace rendir por debajo de sus cualidades?

He hablado alguna vez de la importancia de la activación precompetitiva,  de su regulación y la de enseñar a nuestros deportistas como hacerlo.

https://sportandlifecoaching.com/2015/10/26/charla-prepartido-rutina-para-una-activacion-optima/

Una activación excesivamente alta puede servirnos para meter mas intensidad, arengas como; no tienen mas cojones que nosotros, por huevos vamos a ganar este partido, vamos a por ellos, seamos muy agresivos.

Puede hasta salirnos bien, cuando todo va como debe ir, pero también provoca precipitación, exceso de errores no forzados y  suele tener fecha de caducidad conforme avanza la competición.

Una activación excesivamente baja lastra el arranque, hace que necesites mas tiempo del necesario para entrar en el partido o carrera, puede darle una ventaja insalvable a tu rival y provocar que tu equipo vaya a remolque desde el inicio con el sobreesfuerzo físico y mental que provoca.

La activación ideal o arousal, es aquella en la que tus jugadores obtienen el equilibrio necesario para que su talento, fortaleza física y emocional estén en su máximo nivel.

Una activación correcta y equilibrada, les da ese punto de agresividad, competitividad y máxima respuesta cognitiva y emocional dejando en un segundo plano la frustración tras fallo y el estres. Les hace centrar todo su esfuerzo en la tarea, pase lo que pase en el desarrollo de la misma. Ser capaces de adaptarse a cada situación de la mejor manera.

Lo que llamamos en PNL, “Estado De Alto Rendimiento” o “High Performance State”, ser capaz de acceder a él cuando elijas hacerlo tu y tus jugadores.

Como entrenadores debemos estar en nuestro mejor estado antes, durante y después de la competición para poder servir al equipo de la mejor manera.

Si eres disciplinado, tienes conocimiento y sobretodo instinto para estar por encima de las circunstancias solo necesitas hacer una pausa, respirar y apagar tu ruido interior, te permitirá escuchar tu inconsciente.

Recordaras quien eres y lo que eres capaz de hacer, dejaras tus creencias limitantes en segundo plano y te llenaras de razones para enfocarte en tus cualidades.

Simplemente déjalas fluir, deja que tu talento y lo que sabes hacer, todo tu entrenamiento y conocimientos adquiridos tomen el control, sin miedo a lo que pase, sin miedo al error.

Sé consciente que ser racional e intuitivo te acercará a tu mayor rendimiento, razona escuchando tu intuición, ayuda a tus deportistas a que lo hagan.

Deja que desarrollen el atrevimiento, la cara es el reflejo del alma, su lenguaje no verbal te mostrará su actitud, te dará la información necesaria para saber si están o no están compitiendo como necesitan, no sus errores. El equilibrio entre el atrevimiento y la disciplina táctica dará a tu equipo ese plus, ese pasito mas. Regularlo para que no lastre al equipo depende de nosotros, de saber ver el momento en el que regularlo, como hacerlo desde el mundo de cada uno de nuestros jugadores para que sigan atreviéndose, compitiendo y disfrutando. Les ayudará a que su toma de decisión sea la correcta en un mayor numero de acciones y no pierdan la cara a la competición.

¿Que percibes de tus jugadores?

¿Que te dice tu intuición?

A %d blogueros les gusta esto: