EL VALOR DE LA IDENTIDAD

Nuestra identidad es un conjunto de características que nos distinguen de otros, varia a lo largo de nuestra vida según nuestras vivencias, experiencias, fracasos, éxitos. Por lo tanto no comparto la creencia de que es algo inamovible, rígido, imposible de cambiar.

Existen diferentes tipos de identidades, de cultural, de género, nacional, política, entre otras muchas.

 

La importancia de tener jugadores / as que saben quienes son y a dónde desean ir, es impagable. Aunque os sorprenda es uno de los patrones que detectamos en nuestras sesiones grupales, existe un porcentaje alto de personas que no saben quienes son y hacia donde van, creen saber quienes son a través de lo que son socialmente.

El primer objetivo como entrenador y que forma parte importante de mi planificación es que mis jugadores / as sepan quienes son, para que las identidades de todos y todas construyan la del equipo.

“Tu identidad construye la del equipo, eres el responsable de cuidarla”

Todos /as los componentes de un equipo construyen su identidad en menor o mayor medida, nuestro comportamiento, nuestra actitud, valores, entusiasmo afecta al conjunto, puestos a elegir, mejor elegir todo lo que sume, ¿no?

Es importante empezar a construir dicha identidad desde el primer día, es algo con lo que tendremos que vivir día a día, nos ayudara a sentir que somos parte y pertenecemos a algo mayor que nosotros mismos, sus valores y características nos empujaran a dar un poco mas.

Nos empujara a trabajar en equipo. Como entrenadores y líderes necesitamos dominar la capacidad de establecer la dirección, influenciar y alinear a todos los componentes del equipo hacia un mismo fin, crear el entorno adecuado para que estén comprometidos y motivados hacia la acción y que se sientan responsables de ella, les ayudara a adquirir nuevas herramientas que incremente las opciones.

Como una vez nos dijo Demetrio Lozano “El tatuaje del equipo hay que llevarlo para jugar en el”.

A veces queremos avanzar pero hay algo que nos empuja hacia atrás, nuestro subconsciente tiene la misión de protegernos y hace que desistamos si detecta que es perjudicial para nuestra salud.

A menudo al tener una mala experiencia, nos contraemos para aguantar el golpe como si de un músculo se tratara, solo la soltamos al sentirnos seguros.

Esto hace que limitemos nuestras posibilidades y oportunidades en la vida. Cuando necesitamos soltar algo y no lo conseguimos, nos lastra. Nos hace que tengamos un concepto erróneo de nuestra verdadera identidad.

Hay que volver a ese momento, identificar el detonante y soltarlo. Para desde allí tomar nuevas decisiones que supongan una nueva vida llena de posibilidades de disfrute, teniendo bien claro quienes somos y que deseamos ser.

No tener claro quienes somos nos hace que ante el error nuestra mente sea derrotada con mas facilidad, se ancle en ese momento, con lo que afectará a la toma decisiones futuras, que actue con menos claridad y determinación la próxima vez, esto afecta a nuestro juego, al del equipo, confianza y felicidad.

¿Con que actitud afrontas la temporada?

¿Haces todo con entusiasmo y al mas alto nivel?

¿Te identificas con los valores de tu equipo?

2 comentarios en “EL VALOR DE LA IDENTIDAD”

A %d blogueros les gusta esto: