¡TIENES QUE SOPORTAR SIN DEJAR DE AVANZAR, ES MUY DIFICIL VENCER A QUIEN NUNCA SE RINDE!

Laura Mansilla directora de la revista AECODE, me ofrecio colaborar con la nueva publicación, me hizo una gran ilusión, era un reconocimiento a mi trabajo, era aparecer en la publicación estrella sobre coaching deportivo.

Me pidio que hablara de la resilencia desde un punto de vista personal, esto me creo ciertas dudas, porque mostraria mi momentos de vulnerabilidad, pero pensé que de esta manera podria ayudar mejor a los lectores, mostrar algo de como somos y pensamos sobre el tema, desde nuestro mundo, mostraria que somos personas hechas a nosotras mismas, con sus momentos de dudas o de miedo, pero que gracias a un entrenamiento en coaching y a unos habitos en la manera de procesar nuestro dialogo interno, hace que todo se pueda superar y que enfoquemos la vida de la mejor manera posible. Si quieres descargar la revista completa pincha en el enlace REVISTA AECODE.

12729019_1670974213191921_7805106703635319766_n

“Cuando veas las ramas de un árbol ser maltratadas por el fuerte viento, y creas que está a punto de caer, fíjate en su tronco, te darás cuenta de su gran estabilidad, confía en sus fuertes raíces, su fuerza interior le hará no dejar de luchar mientras le quede el último aliento”

Cuando paso por momentos duros, de dudas o “miedos” tanto a nivel personal como deportivo, me digo a mi mismo; “Kike tú puedes con todo, has pasado por infinidad de momentos similares, ¡vuelve a hacerlo, encaja el golpe, adáptate a la nueva situación y supérate!”.

¿Qué hace que mi diálogo interno se enfoque en superarme y no deja que me hunda?

Siendo sincero, no sé realmente cuando empecé a encajar así, desde siempre y casi siempre me he hablado así, unas veces me ha costado más y otras menos, pero siempre sin dejar de avanzar aunque fuera muy lentamente, encajando los golpes de la mejor manera.

Desde bien pequeñito me “enganche” a un deporte duro como es el mío, pero que está lleno de valores,  he estado 20 años de mi vida destinado en submarinos, donde me he superado ante situaciones complicadísimas, que te hacen creer en la condición humana y la importancia del trabajo en equipo por encima de cualquier cosa.

Esta vida me llevo a superar infinidad de límites personales y situaciones límite propias de un medio muy hostil para las capacidades físicas y psicológicas, esta dureza potencio mi liderazgo y me rodeo de “hermanos”, la familia submarinistas es un sentimiento inexplicable, valores como el de la confianza, la colaboración, la generosidad, la empatía o la resiliencia son fundamentales para poder soportar todo lo que ocurre dentro y alrededor del “tubo”.

Situaciones que son capaces de destruir a una persona y sus familias, me hizo pasar por un divorcio muy traumático, pero sabes que siempre espera algo mejor porque te lo mereces, (ahora me permito ser feliz y vivir junto a mi esposa y nueva familia) , después vino una enfermedad crónica con la que convivo día a día, me obligo a adaptarme y cambiar mis hábitos completamente, de dejar mi medio de vida y buscar nuevos caminos, sustituí “el tubo”, por  mi otra pasión, el 40×20, y las personas, enfocándome en  difundir  lo aprendido tanto a nivel individual  como colectivo.

Se que tengo el derecho de sentirme como un luchador, me siento así y sé que lo soy, incluso cuando he pasado por momentos en que me sentí muy débil y en los que a lo mejor debería haber luchado más.

Aun así nunca supe cómo definir esta cualidad intrínseca mía, hasta que  me acerque al coaching.

La primera persona a la que oí definir la resiliencia fue a Patricia Ramírez, me gustó mucho como lo hizo, uso de ejemplo a uno de los héroes que teníamos los niños de mi generación.

Dicho “héroe” era Rocky Balboa, sus películas desde la primera hasta la última son un homenaje a la resiliencia, un don nadie que sueña con ser boxeador profesional, y que desoyendo la opinión y las trabas de los demás, se lo propone y trabaja duro pese a las circunstancias, por conseguir alcanzar su sueño, y que a lo largo de la saga va convirtiendose en una leyenda del boxeo.

 

“El mundo no es arcoíris y amaneceres. En realidad es un lugar malo y asqueroso. Y no le importa lo duro que seas, te golpeará y te pondrá de rodillas y ahí te dejará si se lo permites. Ni tú ni nadie golpeará tan fuerte como la vida. Pero no importa lo fuerte que puedas golpear, importa lo fuerte que pueda golpearte y seguir avanzando, lo mucho que puedas resistir y seguir adelante. Eso es lo que hacen los ganadores.

 Ahora, si sabes lo que vales, ve y consigue lo que vales. Pero debes ser capaz de recibir los golpes y no apuntar con el dedo y decir que eres lo que eres por culpa de ese o el otro. Eso lo hacen los cobardes. Y tú no eres un cobarde. Tú eres mejor que eso”.                                                                                                                              

Rocky Balboa

 

¿Qué podemos hacer en el deporte base?

En mi opinión el deporte es una parte fundamental de la educación integral de nuestros chicos y chicas, desde bien pequeñitos los prepara para el éxito, y les enseña superar las derrotas, a trabajar duro para superarse personal, deportiva y académicamente, organizándose de la mejor manera para ello.

Es responsabilidad de entrenadores, educadores y padres que aprendan a superarse,  asumiendo y aceptando la parte incomoda de la vida, para construir un mejor futuro, a trabajar en equipo, siendo humildes y generosos dentro de los equipos a los que tienen el privilegio de pertenecer, que sean capaces de practicar la empatía y la asertividad dentro de él, para mejorar la comunicación y que haya un mejor desarrollo tanto personal como colectivo.

Mi experiencia me enseña a diario que el coaching es muy necesario en el apoyo a educadores, entrenadores, padres y jóvenes, abre vías de comunicación impensables para ellos, en los grupos, y en los deportistas con ellos mismos.

¿Cómo es el resiliente?

  • Enfoca su vida en trabajar lo que depende de ella, aceptando lo incontrolable.
  • Se valora a sí misma, le ayuda a ver sus fortalezas y la de los demás.
  • Quiere aprender pese a las dificultades, enfoca sus fracasos en lo que debe mejorar.
  • Se compromete consigo mismo y con los objetivos grupales.
  • Enfrenta los problemas con determinación.
  • Es el protagonista de su vida y decide por dónde camina.
  • Sabe que la verdadera libertad se la da la autodisciplina.

Pienso que la educación debería enfocarse más en formar buenos “jugadores/as de equipo” que en la simple  transmisión de información, nuestra sociedad necesita de buenos jugadores que aporten al equipo lo necesario para que crezcamos y convivamos de la mejor manera, tanto dentro como fuera de la pista.

 

Cuando hablamos de ello tanto en clubes como en colegios, o universidades, lo hacemos bajo estas nuestras premisas:

  • Ten claro tus objetivos, prepárate para alcanzarlos.
  • Descansa y aliméntate bien, practica el “entrenamiento invisible”.
  • Se disciplinado tanto dentro como fuera del equipo.

“La autodisciplina te da la verdadera libertad de ser quien quieres ser”

  • Respeto a tus compañeros, entrenadores, rivales, jueces y sobre todo, a ti mismo.
  • Ten claro tu papel y practica la colaboración.
  • Aprende tanto de las derrotas como de las victorias.
  • Practica la humildad, la generosidad y la empatía.
  • Trabaja tu físico para aumentar tu rendimiento.
  • Toma conciencia de quien eres.

Así que si sabes quién eres, que quieres, como lo quieres y lo que vales, no te excuses , aguanta los momentos de duda y las dificultades que te encontraras en el camino, si quieres realmente tener éxito los superaras y aprenderás de ello.

 

portada sporandlife

2 comentarios en “¡TIENES QUE SOPORTAR SIN DEJAR DE AVANZAR, ES MUY DIFICIL VENCER A QUIEN NUNCA SE RINDE!

A %d blogueros les gusta esto: