¡NO PUEDO VENIR A ENTRENAR, TENGO QUE ESTUDIAR! (Actualización 2018)

Volvemos a estar en esa “maldita” época de exámenes y me vuelve a venir a la cabeza el mismo articulo, las mismas reflexiones y la necesidad de explicarlas mucho mejor, de actualizarlas al igual que me he actualizado desde aquel 18 de Octubre de 2014.

Todo el aprendizaje adquirido en estos años, las más de 650.000 visitas que ha tenido el articulo, la petición de difusión de universidades, institutos, colegios, clubes, federaciones de distintos puntos del planeta.

Las no peticiones y copias sin hacer referencia a la fuente, las que me dan igual mientras el mensaje llegue.

¿Qué entrenador no lo ha oído alguna vez?

Recuerdo algunas excusas que he oido en mi trayectoria como entrenador…

¡El Martes no puedo venir que tengo un examen!

¡Esta semana no puedo venir que tengo que estudiar!

 ¡Mi hijo no vendrá el Miércoles porque no le da tiempo, tiene que estudiar!

Esta y otras expresiones son familiares para muchos entrenadores temporada a temporada.

Como entrenador me pregunto:

¿Qué le digo yo ahora?

¿Cómo gestiono esto?

¿Los demás compañeros no estudian?

He entrenado varios años un equipo juvenil, posiblemente la categoría más conflictiva, ya que el bachiller (bachillerato) supone una etapa muy importante en su vida académica, y la importancia de llevar los mejores resultados posibles para poder acceder a estudiar lo que cada uno quiere. 

Transcribo una conversación real al finalizar el partido del Sábado  sobre las 7 de la tarde, fue así:

JUGADOR:

“¡El Martes no puedo venir que tengo un examen el Miércoles!”ENTRENADOR:

¿Esta tarde , mañana durante todo el día o el Lunes que vas a hacer?

JUGADOR :

Ahora hemos quedado para salir a cenar, mañana descansaré todo el día, si me da tiempo… ¡bueno es que no puedo venir, que así estudio y lo preparo mejor!

 – ENTRENADOR:

L¿Entonces el Martes vas a estudiar toda la tarde? ¿Por qué no lo has preparado todo antes? ¿Por qué no adelantas trabajo y vienes a entrenar?

¡Te vendrá bien para despejarte!

JUGADOR:

Es que no me da tiempo, y no he podido hacerlo antes, así estudio toda la tarde.

ENTRENADOR:

¡Vale no te preocupes, pero saca nota! ¡Hay que organizarse mejor para la próxima vez! ¡Es importante organizarse mejor!

Ahora bien…

¿Pensáis que chicos o chicas con este perfil son los mejores académicamente?

Sí, me refiero a aquellos que creen que dedicándole todo el día al estudio antes de un examen, obtendrán mejores resultados o taparan su falta de trabajo y organización previa….

¿En quién les convertirá a largo plazo?

“Apagar incendios”  estudiar al día, llevar la agenda sin organizarse no te convierte en mejor estudiante.

Sin embargo he conocido otro tipo de perfil, chicos que no bajaban del 9 de media, suelen ser los que más y mejor entrenan. 

Cumplen con creces su compromiso deportivo, más a más el académico y familiar, si pueden dan el 100% en todo lo que hacen,  tienen claro a donde quieren llegar y como, también el esfuerzo que les supone, lo asumen con tal de ser quien quieren ser y se organizan minuciosamente y con ilusión.

 

Las investigaciones sobre los beneficios cognitivos de la actividad física en niños y adolescentes son muy recientes, pero muestran su incidencia positiva en las funciones ejecutivas del cerebro que son imprescindibles para el aprendizaje eficiente y, en definitiva para el desarrollo adecuado del alumno, tanto académico como personal. Un modo de vida mas activo y saludable.

En un metaanálisis de 44 estudios en el que participaron alumnos de entre 4 y 18 años se encontró una correlación positiva entre la actividad física y el aprendizaje.

Os pondré el ejemplo de un chaval, era un espectáculo y ejemplo a seguir.

 

Cuando los niños disponen de varias oportunidades de recreo mejoran su comportamiento y rendimiento académico en el aula. 

(Barros, R.M., Silver, E.J. y Stein (2009)

Los descansos regulares durante las clases que permiten a los alumnos moverse, les ayuda a liberar neurotransmisores básicos para el estado de animo y el buen funcionamiento cerebral como la serotonina, la dopamina o la noradrenalina.

Como demuestra y difunde la neurociencia, movernos significa sentirnos vivos y nada mejor para la vida que sentir la sinergia entre el corazón y el cerebro. Personas activas, mejores personas y mas felices. 

*Libro NEUROCIENCIA DEPORTE Y EDUCACIÓN

 

Cada vez existen mas estudios que te muestran los beneficios de entrenar y estudiar, te la oportunidad de estar mas fresco con mayores conexiones, de liberar tu mente.

¡Te da la oportunidad de conseguirlo!,  te da la oportunidad de ser capaz de compaginarlo. La planificación, el compromiso con ella y tu disciplina para llevarla a cabo te ofrece la libertad de adaptarte a las dificultades, a los cambios. 

“Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro”

Santiago Ramon y Cajal

 

Todos pensamos que la libertad es hacer lo que nos venga en gana, pero las personas  libres son las más disciplinadas, eligen en que emplear su tiempo, están enfocadas y autodirigidas hacia lo que desean. 

Para muchos chavales la libertad es acostarse a la hora que les plazca, dormir toda la mañana, dejarse atrapar por los diversos ladrones del tiempo, hacer lo que se les ocurra en el momento…

¿Es malo?, todos hemos sido jóvenes y todo en su justa medida esta bien, todos  necesitamos ciertos limites par ano caer en el caos, el conflicto o la frustración. La indisciplina causa dolor y apatía,  no saber dónde estoy y dónde quiero ir va en perjuicio de nuestra salud.

Por lo tanto como entrenadores y padres tenemos la responsabilidad de enseñarles la autodisciplina, la planificación y el compromiso, o estarán a merced de la planificación de  otros. 

Es importante cumplir con tus compromisos y tener un cierto orden, es una enseñanza para la vida. Una vida sana empieza por aprender a estructurar sus vidas alrededor de objetivos ecológicos y beneficiosos, que les permita manejar sus vidas y adquirir la libertad para elegir su camino. 

La indisciplina les alejara de sus objetivos por infinidad de pequeñas decisiones descuidadas e improvisadas. El deporte es un premio,  algo que les gusta, pero también es un aprendizaje de lo que es el fracaso y el éxito: el trabajo duro, la perseverancia, el compañerismo, el compromiso, de una innumerable lista de valores que te aporta, pero sobretodo es esa actividad con la que cumplen su compromiso, esa actividad que les enseña que es posible cumplir con los objetivos, una buena base, el éxito desde el que proyectar el resto de actividades futuras.

 

 

 

 ¿Cómo gestiono eficazmente mi tiempo?

1. ¡HAY QUE QUERER HACERLO!, Querer realmente cambiar los hábitos improductivos para poder adoptar hábitos beneficiosos y encaminados hacia lo que deseamos.

2. SABER LOS BENEFICIOS QUE TE APORTARA EL CAMBIO genera en ti una fuerte motivación que te ayudará en el día a dia.

3.PLANIFICAR Y PASAR A LA ACCIÓN, crear un plan estratégico te ayuda a repartir tus tareas y horas disponibles, te da la libertad de elegir el momento de las cosas, sabiendo claramente lo que quieres y lo que necesitas pagar para conseguirlo, tu eliges priorizar las tareas que te enfoquen en tus objetivos o no.

 

 

 

Una vez que somos conscientes de la importancia que tiene planificar, ¿sabemos cuántas horas de estudio disponibles puede haber en una semana?.

Pongamos el ejemplo de un alumno de ESO o Bachiller con 3 días de entreno semanal, ¿la planificación aproximada podría ser la del cuadro adjunto?, ¿tiene suficientes horas disponibles de estudio?.

Pienso que si, sin contar las de clase, que son las horas mas importantes de estudio, de aclarar dudas y aprender.

Como padres no les demos la excusa para saltarse su compromiso, no necesitan  dejar de entrenar por estudiar, hay otras muchas actividades que apartar par no dejar de cumplir el compromiso personal y el adquirido con el equipo.

 

 

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

7 comentarios en “¡NO PUEDO VENIR A ENTRENAR, TENGO QUE ESTUDIAR! (Actualización 2018)”

  1. La cuestion es que no todos los jugadores van a los mismos colegio y tienen la misma exigencia y menos tienen las mismas fechas de pruebas, tambien existen jugadores que le debe costar alguna que otra materia y por esos motivos deben faltar a entrenar y no solo porque no tenga ganas que es lo que la mayoria de los entrenadores debe pensar

  2. Dejé de entrenar porque tuve un entrenador que me pedia más tiempo del que tenia disponible. Claro, uno siempre puede organizarse, pero no todos los “chicos” tienen que solo “estudiar y entrenar”. Algunos trabajan, ayudan a sus familias, tienen en muchos casos que mantenerlas, o costearse los estudios, y además intentar entrenar dentro de sus tiempos. Si, el artículo apunta a un ideal, pero generaliza y juzga desde la generalización. Hoy por hoy entreno igual, cuando puedo y con otro maestro, el que si entiende que hay prioridades. No. El deporte, el equipo, los lugares no siempre son prioridad. No pueden intentar forzar que el superarse sea primero en lo deportivo que en lo integral. Bonito el artículo, desde la utopía de que todos los deportistas son niños con tiempo y recursos!

    • Gracias por tu comentario, la intención no es juzgar ni hablar de una utopía, esta enfocado a la base, y cada uno elige sus prioridades claro, cuando ya somos adultos nos comprometemos con lo que vamos a cumplir sino tenemos tiempo no deberíamos comprometernos simplemente hacer lo que podamos hacer..

  3. soy entrenador de hockey y no comprendo la falsa dicotomía que plantean entre entrenar o usar ese horario para “estudiar”. No es el mismo planteo que utilizan para reunirse con amistades o compromisos familiares…..para mí, solo llegan a desarrollarse en un deporte aquellos/as que están dispuestos a entregar esfuerzo o sacrificio por el progreso de su equipo. Si no es así, que elijan otros deportes o actividades individuales que no perjudiquen a sus compañeros/as. Comprenderán de este modo que sin prácticas no hay progreso y reflexionarán sobre la idea del esfuerzo.

A %d blogueros les gusta esto: