¿DEBEMOS CERRAR EL MARCADOR EN EL DEPORTE BASE?

Seguro que has vivido o has visto el típico partido donde un equipo se va de 30 y sigue atacando igual y sin pisar el freno, hay quien piensa que es antideportivo, quien piensa lo contrario, y quien ni fu ni fa, todo depende de cómo lo interpretemos

Vamos a hablar de un tema escabroso en el deporte base, y lo enfocare en nuestro deporte, donde tenemos el ejemplo del marcador por cuartos en mini balonmano, sistema muy justo para esas edades. No hace mucho, la opinión pública se echó las manos a la cabeza, un equipo alevín de futbol que gano 53 a 0, se llegó a sancionar al entrenador (del equipo ganador) y el equipo goleado se retiró de la competición.

¿Fue el entrenador local culpable de la situación?, ¿humillo realmente al equipo rival?, ¿qué mensaje transmitían a sus jugadores tanto él como el entrenador visitante? ¿El entrenador visitante no tiene responsabilidad en esta situación? ¿La federación tiene alguna responsabilidad? ¿Por qué compiten equipos con tanta desigualdad en la misma liga? ¿Por qué no tienen otro sistema de anotación más justo?



¿Qué pasa en infantil, cadete y juvenil?

Hablaré desde mi perspectiva por supuesto, entiendo que cada uno tiene la suya y según donde pongamos el foco, todos tenemos razón. En mi trayectoria he tenido la suerte de disfrutar  la competición desde la perspectiva del equipo humilde y la del equipo poderoso.

Todo equipo debe tener su objetivo marcado, sea de la categoría que sea, y sea del nivel que sea, objetivos no enfocados en el resultado, sino en el rendimiento y disfrute en la competición, en ir paso a paso, poniendo en práctica lo entrenado para seguir aprendiendo y en formar tanto en la victoria como en la derrota.



¿Consideráis que es una falta de respeto que un equipo potente gane andando a otro?

Yo sí, cuando me toca vivir esta situación, prefiero que el otro equipo nos trate con respeto y haga su juego, no que vaya andando y gane con soberbia, yo hago el mío y comparo el rendimiento deportivo con mi actuación anterior no con la del rival, sea cual sea el resultado, mis objetivos son otros, ya que el ganar no está en nuestras manos, formar  jugadores en estas situaciones difíciles, es también muy positivo para ellos y para nosotros, nos obliga a crecer para superarlas.

Hay que entender que tu objetivo al enfrentarte a un equipo de otro nivel, es disfrutar el momento e intentar presentar la mayor oposición posible, crecerás si lo interpretas desde la perspectiva del resilente, y entender que el objetivo del rival es por ejemplo, ser campeones de España y deben asimilar automatismos y ritmo de juego que les ayude a ello, sino después no podrán afrontar los retos futuros con éxito, si te ha tocado cruzarte en su camino intenta hacerlo lo mejor posible.

Otra cosa es que el equipo poderoso falte al respeto con celebraciones fuera de tono, “flipadas”, con jugar a meter el máximo de paliza posible, protestando al árbitro cada jugada. Cuando me ha tocado estar de ese lado, he aprovechado para jugar con los menos habituales, buscar el fortalecimiento del eslabón más débil, y respetar al máximo al rival, dando el máximo con estas armas y tratándolos en todo momento con respeto.

“El respeto a un rival no depende del resultado, sino de la manera en que se ha conseguido dicho resultado”, ten en cuenta que solo es tu rival en la pista y no tu enemigo, que se prepara para ganar como lo haces tú.

A %d blogueros les gusta esto: