RUTINA PREPARTIDO PARA UNA ACTIVACIÓN OPTIMA

Todos los entrenadores sabemos de la dificultad que conlleva tener a tus jugadores en plenas condiciones técnicas, tácticas, físicas y psicológicas. 

Conseguir que entren en pista en las optimas condiciones de activación y concentración exigidas por la competición, sobretodo en los momentos clave de la temporada, esos que todos tenemos marcados en rojo en nuestra planificación. Conseguir que sean capaces de acceder a su estado de alto rendimiento desde el inicio o en cualquier otro momento del partido. Que pase lo que pase en el partido sean capaces de adaptarse a las muchas variables impredecibles de antemano,  que surgirán en el durante los 40, 60 0 90 minutos. Sean controlables o no.

Acercarse al máximo rendimiento es fundamental, para ello es necesario que todos sientan que son importantes para el equipo y esten implicados plenamente con la causa, sea cual sea el papel asignado:

“No podemos obligar a nadie a ver aquello para lo que aún no está preparado”

¿Cómo accedemos a más opciones para lograrlo?

El arma más importante de la que disponemos los entrenadores, es la comunicación, ya sea con charlas individuales o grupales, cada persona necesita que le hablen en su idioma. Desde su mundo, desde su mapa personal.

¿Cómo potenciamos dichas charlas?

No dejándolo todo para el día de partido, la charla empieza el primer día de entrenamiento semanal, sigue trabajándose durante la semana, y finaliza el día de partido. Es importante construir, para ello tan importe es el mensaje antes,  durante o al final del partido.

En este post nos centraremos en el pre-partido para no extendernos demasiado, ya que es un tema con muchas variantes, estilos y modos de actuación.

¿Qué es importante en las charlas?

  1. Tienes que ser directo, claro, especifico y coherente, (no más de 5 minutos).
  2. Asume los mensajes como propios.
  3. Da a conocer con claridad las necesidades, fortalezas y sentimientos.
  4. Separa los hechos y opiniones.
  5. Céntrate en una sola cosa a la vez.
  6. Mantén una actitud de apoyo.
  7. Coherencia entre el mensaje verbal y no verbal.
  8. Refuerza mediante repetición los mensajes más importantes.
  9. Habla desde el mundo del receptor.
  10. Genera feedback para saber si el mensaje ha llegado.
  11. Introduce si es posible alguna nota de humor.

Para conseguir los objetivos descritos al principio del post, mi rutina pre-partido ideal, es  la siguiente:

0001

                    

 

 

 

3 comentarios en “RUTINA PREPARTIDO PARA UNA ACTIVACIÓN OPTIMA”

A %d blogueros les gusta esto: