¡ESTA NOCHE NO SALGO, MAÑANA HAY PARTIDO!

¿A qué entrenador no le gustaría oír esta frase de sus jugadores/as?

Todos hemos sido jóvenes, sabemos que en la adolescencia y la juventud, la vida social es muy importante.
Sabemos de la presión social constante a la que están sometidos nuestros hijos y deportistas con la pretensión de arrastrarlos a la integración a través de lo que esta de moda.
La buena noticia es que hay otros enfoques, enfoques que dependen mucho de la base en valores que tenga cada uno, esta base te ayudara a elegir las batallas y el momento de cada una. 

 

¿Por qué comprometerse con lo que no puedes cumplir?

Deberíamos comprometernos solo en lo que creamos realmente, al creer superaremos todo lo necesario para poder cumplir con nuestro compromiso.

Si empezamos algo debemos luchar por acabarlo, pese a las interferencias que con seguridad surgirán y nos haran dudar sobre nuestras prioridades. 

En la adolescencia se magnifica, quieren estar reconocidos socialmente, haciendo lo que la mayoría considera mas “guay”, rebelarse contra las normas.

Tienen que ser conscientes de que cuando fallan al compromiso, están faltando al respeto a sus compañeros, entrenadores, entidad y sobretodo a ellos mismos y su esfuerzo previo, a todo el trabajo tirado a la basura.

Otro aspecto a tener en cuenta es el de la salud, ¿es bueno competir con las defensas bajas?, con alcohol o sin el, sin dormir, sobretodo en deportes de contacto donde su integridad física esta en peligro.

Como dice Xesco Espar “el compromiso aparece cuando la diversión desaparece”

Recuerdo una conversación allá por 2011, con un amigo director deportivo de un importante club de balonmano, club con amplia base.

 Me comentaba la dificultad que tienen para sacar equipos juveniles, sobre todo femeninos, por la dificultad de compaginar bachiller y las otras prioridades a esa edad, ese año no habían sido capaces de sacar equipo. 

¿Que pasa? , creencias limitantes como “el bachiller es muy duro y no me da tiempo”, o como oía ayer en la mesa de al lado de una terraza, donde habían unas familias que venían de un partido de “basket” con sus hijos en edad infantil, “habéis perdido pero da igual, total no vais a llegar nunca a las olimpiadas”, muchas veces los adultos les ponemos en bandeja excusas para que  no cumplan con su compromiso y su autodisciplina.

Estas creencias limitantes les ofrecen herramientas para dejar el deporte y por ende cualquier cosa que emprendan en su vida,  el propósito de hacer deporte no es ser profesional pero si comportarse como tal.

Les enseña a ser persistentes, adquieren valores y vivencias, como el trabajo en equipo, luchar por sus objetivos o cumplir con el compromiso cueste lo que cueste, ser respetuoso y congruentes en sus acciones.

Muchos jugadores de base tienen el sueño de ser profesionales, unos lo transmiten abiertamente, otros se lo guardan en su interior, ¿por qué no?, ¿por qué perder la oportunidad de vivir el proceso con ilusión? .

Puedes llegar o no, pero si elegir disfrutar del camino que recorres para llegar a serlo, estar motivado día a día, disfrutar de una visión, y trabajar para conseguirla.

Esta claro que con el talento no es suficiente, hay que saber priorizar, cumplir objetivos pese a las dificultades, elegir si salir de fiesta o no.

Trabajar por ellos con ilusión para poder estar por encima de las salidas nocturnas, el peligro del alcohol, drogas y violencia gratuita asociada.

¿Que debemos hacer como padres o entrenadores cuando oímos alguna de estas exclamaciones?

 “Voy a salir que mañana el partido esta ganado”

“Voy a salir que mañana no tenemos nada que hacer”

¨Voy a salir que es carnaval”

¨Voy a salir que mañana jugamos por la tarde y recupero”

“Voy a salir que hay fiesta en x discoteca”


Estas excusas y muchas mas, en las que creen realmente y son suficientes para no cumplir con el compromiso.

Molestan, desmotivan y dañan la confianza de sus compañeros y sobretodo la de ellos mismos,  el deporte federado no es una obligación, uno siempre puede decidir si quiere seguir practicándolo o no, para dejarlo y disfrutar de otras cosas de la vida, como salir de fiesta, de botellón o simplemente porque te gustan otras cosas, pero..

¡No te comprometas sino vas a cumplir!, cumplir no depende de nadie, es una responsabilidad de cada uno, es responsabilidad de padres en primer lugar y entrenadores, dependiendo hasta donde le permitan llegar.

Hacer lo posible porque cumplan con su compromiso y se cuiden para su deporte, para ello tienen que saber que significa el compromiso y valorar el esfuerzo que supone, al igual que todo lo que arrastra.

Mientras mas duro trabaja una persona mas difícil es que se rinda

                                                                                                  _ Vincent Lombardí        

¿ERES DEL EQUIPO DE LOS COMPROMETIDOS?

El compromiso aparece en medio de la adversidad; no se sabe si estas comprometido hasta que llegan las dificultades y te enfrentas a ellas, esto fortalece tu determinación, esto genera compromiso y trabajo duro, las personas comprometidas no se rinden fácilmente.

El compromiso no depende del talento; el éxito no te lo da el talento sino la persistencia y si es con talento mejor, los atletas exitosos lo llegan a ser con un gran nivel de sacrificio.

–  El compromiso es una decisión no depende de las condiciones; las condiciones no determinan las decisiones sino al revés, cuando decides comprometerte te estas dando la oportunidad de alcanzar el éxito.

El compromiso dura si los valores lo sustentan; si crees en el, sera mas sencillo mantenerlo.

¿Que importancia tiene el compromiso para ti?
¿Como te sientes al comprometerte?
¿Acabas lo empezado a pesar de los baches?
¿Fallas al compromiso cuando la dificultad aparece?
¿Eres generoso en el esfuerzo?
¿Sabes que necesita el equipo de ti?

Cada vez que hay una dificultad o una distracción tienes que plantearte tu nivel de compromiso y quizás mejorarlo, ¿como?

Une tus compromisos a tus valores, toma el tiempo necesario para reflexionar.

Arriesgate, comprometerse implica riesgos, quizás no alcances tus metas, “nadie que de lo mejor de si va a lamentar haberlo hecho” – George Halas

Evalúa el compromiso de tus compañeros, no se puede comprometer nadie con personas no comprometidas, debéis tener el mismo nivel de compromiso.

Espero que mis reflexiones sirvan para poner en valor todo lo que aporta el deporte a nuestros hijos quieran y puedan llegar donde tengan que hacerlo y que les enseñemos a dar la importancia que se merece a todo lo que significa el compromiso, querer trabajar duro y no quitarle importancia a las primeras de cambio.

 

“En el momento en que uno se compromete definitivamente, entonces la providencia también comienza a moverse, Ocurre todo tipo de cosas para ayudar que de otra manera jamas hubiera ocurrido. Toda una cadena de acontecimientos surge de la decisión, trayendo toda clase de incidentes inesperados, encuentros y asistencia material que
nadie podría imaginar que ocurrirían”. 
                                                                               

  _ William H. Murray    

 

*BIBLIOGRAFIA John Maxwell

6 comentarios en “¡ESTA NOCHE NO SALGO, MAÑANA HAY PARTIDO!

  1. Pienso que cuando eres adolescente, en muchas ocasiones estás simplemente siguiendo los pasos que te han indicado tus padres y esto puede tener como consecuencia que tu nivel de motivación, implicación y compromiso no sean tan altos como sería lo deseable.

    Con el paso del tiempo y una vez que no tienes la mirada atenta y directora de tus padres, las libertades crecen y me parece que en muchas ocasiones dejamos de lado hábitos saludables y positivos que habíamos tenido tiempo atrás cuando nuestros padres nos los imponían.

    Con la madurez (no siempre se alcanza con la edad adulta) pienso que el objetivo es encontrar algo que te motive lo suficiente como para estar implicado y comprometido al 100%. Esto no es fácil, porque hay que reflexionar y aprender a escucharse. Saber valorar y dar importancia a aquello que te hace crecer como persona y dejar de lado pérdidas de tiempo improductivas y perezosas serán consecuencias naturales de haber escogido una afición, deporte o profesión acorde con tus valores.

    Estupendo artículo nuevamente que invita a la reflexión.
    Un saludo

A %d blogueros les gusta esto: