¡EMPIEZA LA PRE-TEMPORADA Y LA DIVERSIÓN!

Mañana es 1 de Septiembre miles de entrenadores y clubes empiezan sus pre-temporadas, otros empezaron hace unos días, ultiman detalles para empezar de la mejor manera posible, modelos de juego, filosofía del equipo, objetivos, muchas ilusiones están en juego, empezamos a construir los cimientos de una larga y exitosa temporada.

Como el deporte profesional ya ocupa suficiente espacio en los medios, de unos deportes más que de otros por supuesto, y todos nos hacemos ya una idea de cómo trabajan , nos centraremos en el deporte de base, del que pienso que es igual o más importante ya que engloba la formación deportiva junto con la de formar personas, es muy importante que tengamos éxito en estas edades porque de él depende la continuidad en el deporte, de la cual nuestra sociedad obtendrá futuros deportistas de elite, y éxitos para nuestro país, pero pienso que aún es más importante, que obtengamos personas mejor formadas en valores, como la cultura del esfuerzo, habilidades sociales, asertivas, resilientes y proactivas que les ayude en cualquier faceta de su vida, y que haga que tengamos un sociedad más agradable donde vivir cada dia.

¿Qué es el éxito? ¿Cómo lo medimos en el deporte de base?

Por supuesto el resultado deportivo, importa ya que se compite y es la razón de la competición, junto con el aprendizaje que nos aporta saber perder y saber ganar, saber levantarse de una derrota y aceptarla, y saber ser humilde en la victoria para seguir mejorando, el resultado será más o menos importante según la categoría, y clubes donde se compita, cada uno tienen sus objetivos marcados.

Mi opinión, y es personal,  es que el éxito en el deporte de base se basa en 3 aspectos, a medir a principios y al final de temporada sin contar con el resultado:

  • Que el jugador sea mejor deportista al acabar la temporada:.

(Más humilde, mejor compañero, mas resiliente, más generoso)

  • Que sea mejor jugador tanto técnica como tácticamente.

(Que haya incorporado nuevas herramientas técnicas y que sepa aplicarlas mejor al juego que al principio de temporada)

  • Que haya cumplido con su compromiso personal y del grupo.

(Que hay cumplido horarios, días de entreno y esfuerzo necesario para mejorar, adelantando trabajo en los estudios y cumpliendo con ellos, sacrificando cosas que no le aportan nada con tal de cumplir este compromiso, establecer prioridades y enfocarlas en lo que realmente quiere).

 

“La auto-disciplina te da la auténtica libertad”

 

Para mi este es el éxito que cuando acabe la temporada su autoconfianza haya crecido gracias a sentirse feliz por haber crecido y mejorado en varios aspectos, si además se ha ganado mejor, esto hará que se identifique más con el deporte, con el habito saludable tanto mental como físico de practicarlo y con que continúe con su práctica.

“Nos centramos en cómo mejorar para poder ganar, no solo en ganar” 

¿Cómo gestionamos un equipo en edades tan complicadas?

 

Sabemos que son edades muy complicadas de cambios continuos tanto mentales como físicos, egos propios de la adolescencia, la timidez, la inmadurez, hay que enseñarles a ser vulnerables en ciertas ocasiones para que capten todo lo bueno que tienen los demás y de que hay otras formas de ver las cosas en su entorno aparte de la suya, inculcar la disciplina y el compromiso, en definitiva una buena actitud.

Tendremos que apoyarnos en el dialogo, tanto cuando cometen errores como aciertos, en todo esto como he escrito varias veces es importantísimo el  papel de los padres, que vean con objetividad como actúan sus hijos y que apoyen las decisiones de los entrenadores, sobre todo en lo referente a actitudes y faltas de disciplina, egos, compañerismo y compromiso, no castigándoles con no entrenar ante resultados académicos sino buscar la raíz de esos malos resultados, quitando otras distracciones, es bueno que cumplan con el compromiso que han adquirido, recordamos que dentro de tanto cambio pasan por momentos de desmotivación en los estudios y el culpable no tiene por qué ser el deporte hay tiempo de sobra durante la semana,, sin embargo es positivo que si se han comprometido con él y les gusta sigan practicándolo y sean disciplinados por lo menos en un aspecto de su vida cotidiana, es un paso hacia adelante y positivo, los malos resultados académicos se pueden deber a infinidad de factores externos al deporte que no vamos entraremos a valorar. 

El entrenador debe poner las bases de la temporada: 

“CREAR LA IDENTIDAD Y LA FILOSOFÍA DEL EQUIPO” 

  • Marcarse objetivos propios, individuales con cada jugador y de equipo, y hacer al equipo participe para que todos sepan cuáles son.
  • Tener un trato igualitario, justo y coherente con todos sus miembros, valorar la actitud y el esfuerzo por igual, sobretodo en resolución de conflictos.
  • Dar ejemplo y se entusiasta, demostrarles que te apasiona lo que haces con el día a día.
  • Apelar al compromiso tanto dentro como fuera de la pista, “Uno juega como vive”
  • Implicar a padres, y club.
  • Hacer cosas diferentes. 

En definitiva ser consciente de la responsabilidad y la suerte de ser entrenador pese a las dificultades que surgen a lo largo del año y lo poco valorado que esta nuestro trabajo en muchas ocasiones, suerte en la nueva temporada,

 

¡A por todas y da lo mejor de ti cada día de tu vida!

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: